Representación Permanente ante las Naciones Unidas

Asamblea General

Datos de contacto

Discursos

La Misión Permanente

Relaciones Comerciales

Temas en los que trabaja

Debate Abierto sobre el tema: “La situación en el Oriente Medio, incluyendo la cuestión de Palestina”

Intervención del Representante Permanente de la República Argentina, Embajador Martín García Moritán.

23 de julio

 

En primer lugar, quisiera agradecer al Perú por la invitación para participar en este debate y transmitir nuestras felicitaciones por su excelente desempeño conduciendo los trabajos del Consejo de Seguridad durante el presente mes.

El Proceso de Paz entre palestinos e israelíes atraviesa su momento más difícil desde los Acuerdos de Oslo en 1993. No sólo existen serias dificultades para reanudar un proceso de paz que permita avanzar hacia la solución de dos Estados sobre la base de las fronteras de 1967 y resolver todas las cuestiones relativas al estatus definitivo identificadas en dichos acuerdos, sino que al mismo tiempo se experimenta una escalada de la violencia y un rápido deterioro de la situación humanitaria.

La Argentina desea expresar su respaldo al trabajo del Coordinador Especial del Proceso de Paz de Medio Oriente, Nikolay Mladenov, y reconocer la importante contribución del Organismo de Obras Públicas y Socorro para los Refugiados de Palestina en el Cercano Oriente (OOPS) para evitar un deterioro aún mayor de la situación humanitaria en los Territorios Palestinos Ocupados.

En este contexto, la tregua en la Frontera de Gaza es un primer paso para desescalar tensiones. Los recurrentes episodios de violencia renuevan la urgente necesidad de llevar adelante un proceso de paz genuino que conduzca a una solución justa y duradera al conflicto palestino-israelí, sobre la base de las fronteras de 1967 y lo que las Partes determinen en el proceso de negociaciones, de conformidad con las resoluciones relevantes de la Asamblea General y el Consejo de Seguridad, la Hoja de Ruta del Cuarteto y la Iniciativa de Paz  Árabe.

La Argentina reafirma su respaldo al derecho inalienable del pueblo palestino a la libre determinación y a constituir un Estado independiente y viable, reconocido por todas las naciones; así como el derecho del Estado de Israel a vivir en paz junto a sus vecinos, dentro de fronteras seguras e internacionalmente reconocidas.

 La Argentina reitera su preocupación por el crecimiento de los asentamientos ilegales israelíes en los territorios palestinos ocupados y exhorta a cesar su expansión, tal como lo dispone la resolución 2334 (2016) de este Consejo.

Por otra parte, la Argentina condena el lanzamiento indiscriminado de cohetes desde Gaza contra civiles en Israel, así como las acciones violentas de Hamas. Resulta necesario que los líderes palestinos aborden con sinceridad las preocupaciones de seguridad israelíes.

En ese contexto, reconocemos el derecho de Israel a ejercer su legítima defensa, enfatizando la importancia de que las acciones israelíes resulten compatibles con el derecho internacional humanitario, teniendo en cuenta, en particular, los principios de distinción  y proporcionalidad.

La Argentina reafirma el estatuto especial de Jerusalén, de acuerdo a las resoluciones pertinentes de las Naciones Unidas, incluida la resolución 748(1980) del Consejo de Seguridad, y, en tal sentido, rechaza cualquier intento unilateral de modificarlo. De modo consecuente, la Argentina considera que Jerusalén es una de las cuestiones cuyo estatus final debe ser definido por las partes en negociaciones bilaterales.

En relación con el Golán Sirio, la Argentina mantiene una posición de principio con respecto a la ilegalidad de la adquisición de territorios por la fuerza y el respeto de la integridad territorial de los Estados. Creemos firmemente en el principio de la solución pacífica de las controversias y por ello consideramos importante la búsqueda de una solución negociada del conflicto entre Siria e Israel con el propósito de poner fin a la ocupación de las Alturas del Golán tan pronto como sea posible, de conformidad con las resoluciones 242 (1967) y 338 (1973) del Consejo de Seguridad y el principio de paz por territorios.

Con respecto a la situación en la República  Árabe Siria, la Argentina apoya una solución política a través del diálogo y la diplomacia, de conformidad con el Derecho Internacional y respetuosa de la soberanía, independencia e integridad territorial de Siria. La Argentina asigna especial relevancia a las conversaciones de Ginebra bajo los auspicios de Naciones Unidas. Agradecemos el trabajo del Enviado Especial del Secretario General, el Sr. Geir O. Pedersen, y respaldamos decididamente sus esfuerzos para lograr una solución pacífica de conformidad con lo establecido en la resolución 2254 (2015). Del mismo modo, reconocemos la contribución de los Acuerdos de Astana y otros acuerdos de cese el fuego para desescalar la violencia y aliviar la situación humanitaria en el terreno, con miras a crear las condiciones para avanzar hacia un arreglo definitivo, inclusivo y de largo plazo. Instamos a los garantes de dichos acuerdos a redoblar los esfuerzos para que asegurar su plena y continua implementación.

En cuanto  a la situación en Yemen, la Argentina reitera su respaldo al involucramiento constructivo de las Naciones Unidas a través de la Misión en apoyo del Acuerdo de Hodeidah (UNMHA) con el objetivo de respaldar su aplicación en la ciudad de Hodeidah y en los puertos de Hodeidah, Salif y Ras Issa como fuera establecido en el Acuerdo de Estocolmo. Consideramos que la plena e integral implementación de los compromisos asumidos por las partes resulta fundamental para avanzar hacia un arreglo pacífico y definitivo del conflicto interno de Yemen que haga posible revertir la gravísima crisis humanitaria que afecta principalmente a la población civil.

Finalmente, el gobierno argentino reitera su preocupación y condena los ataques producidos en territorio de Arabia Saudita, así como contra buques petroleros de diversas banderas en cercanías al puerto emiratí de Fujeirah y en el mar de Omán, que tuvieron lugar en mayo y junio pasados. La Argentina considera que tales hechos ponen en grave riesgo a la población civil, afectan la seguridad marítima, la libertad de navegación, el comercio internacional; y exhorta a la comunidad internacional a unir esfuerzos y trabajar mancomunadamente para prevenir toda situación que amenace la estabilidad de la región.

Muchas gracias Sr. Presidente.


 

Fondo argentino de cooperación sur-sur y triangular